Sexo en la Tercera Edad. Desterrando mitos

A menudo nos cuesta imaginar que dos personas ancianas puedan tener sexo. Se forma una idea entre lo grotesco y lo vergonzoso, como si fuera algo impúdico o inmoral. Hay muchos mitos acerca de la sexualidad en la edad madura. Sin embargo todos ellos son producto de ideas preconcebidas sobre la vejez.
Sexo en la tercera edad
En la sociedad que habitamos, el éxito se compara con la juventud y la belleza, mientras que tener más de sesenta años significa ser relegado a un segundo plano en la escala social.

Se cree que unos de los factores que alarga la vida el sentimiento de pertenecía y utilidad social, no es raro ver como personas de edad avanzada se sienten inútiles cuando dejan de trabajar y pasan por periodos de depresión y desorientación. Japón es uno de los países más longevos del mundo y no por nada veneran a sus ancianos como portadores de la sabiduría.

Una de las formas en las que se manifiesta esta violencia silenciosa contra la tercera edad es negándoles la sexualidad, como si fuera un privilegio de la juventud.

Es cierto que el cuerpo cambia y también las necesidades Pero esto no significa que haya que desterrar el goce erótico de la vida de nuestros mayores.

Quizá el pene ya nos es tan duro y esbelto y quizá los senos caigan bajo el peso de la gravedad. Pero no por ello dejan de sentir y de necesitar amor.

Sexo en la tercera edad

Sexualidad en la Edad Madura

Cuando uno es joven ve el sexo como una parte de la conquista, la conquista del cuerpo y del placer. Del amor y  Pero cuando uno ya lo ha conquistado todo ¿qué queda? Solo saborear.

Claro uno nunca deja de estar en búsqueda pero en la edad madura el sexo es más sosegado, mas corporal y erótico y menos performático.  También puede pasar que la sexualidad se abra a probar otras cosas.

Existen factores psicológicos y sociales que impiden disfrutar del sexo en la vejez como por ejemplo la falta de pareja. La mayoría de las personas de 75 o más años de edad son viudos o viudas, la carencia de privacidad dado que la mayoría viven en residencias o con familiares, la limitación de su autonomía, la dependencia del entorno, la dificultad física para mantener relaciones sexuales etc.

Sexo en la tercera edad

Es necesario desterrar los mitos que sostenemos acerca del sexo en la tercera edad.

A nivel individual hay que asumir que se producen cambios a nivel físico y psicológico, pero también que  la vivencia de la sexualidad cambia y evoluciona a otra cosa.

Debemos aprender a primar la calidad a cantidad, valorar la extensión del sexo más allá del coito. Hacer menos hincapié en metas o resultados y dar más importancia al placer, las caricias y las sensaciones . Otra ventaja de la edad el control eyaculatorio que va mejorando con la edad y que permite una relación más prolongada, antes del orgasmo, lo que puede aumentar el placer de la mujer.

Nos por madurar nos vamos a quedar sin el placer y la abundancia del sexo. Que ya saben que más sabe el diablo por viejo que por diablo.


Una vez más gracias por leer, comentar y compartir. Te esperamos más veces en Fetish.

Comparte con tu amigos y familiares, de seguro te lo agradecerán.

Síguenos en nuestras redes sociales como @jugando con ganas y disfruta de todo el contenido que tenemos para ti.


Visita nuestro catálogo y prepárate para explorar.


 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.