El sexo anal es la estimulación sexual directa del ano y las zonas cercanas.  Por  medio de la estimulación oral, la penetración y caricias.

El ano, es una zona erógena muy potente capaz de proporcionar gran cantidad de placer tanto al hombre como a la mujer.  El hecho de que se considere como una práctica dolorosa es por la falta de conocimiento a la hora de prácticarlo, desde la higiene que es necesaria, como la forma de estimularlo y dilatarlo.
Si hablamos de lamer, chupar o acariciar el dolor no existe y más si te ayudas de un excelente lubricante o estimulante anal.

Ver nuestro catalogo de lubricantes íntimo

 ¿Por qué duele y como hacemos para que no pase?

A continuación te dare algunos consejos para que el sexo anal se convierta en una de tus practicas sexuales favoritas y lo disfrutes al máximo con tu pareja o a solas si quieres consentirte un rato.

Estimular el ano más que llegar a ser difícil o doloroso es un trabajo de mucha paciencia y constancia; a diferencia de la vagina el cual es un conducto musculoso,  que se abre y lubrica ante la excitación. El ano por el contrario es un esfinter, es decir un “cierre”, que está diseñado para dejar salir y no para dejar entrar que es lo que se busca.  Cuando el cuerpo siente que algo quiere entrar por la puerta de atrás, ¿qué hace? la cierra.

No tiene lubricación propia: Lo importante de la lubricación es que no haya fricción. Cuando hay fricción seca no solo duele sino que quema, la piel se puede rasgar y llegar a sangrar, por eso se recomienda usar lubricantes a base de silicona que darán una sensación más duradera y no tendrás que interrumpir la diversión para aplicar más lubricante. Otro aliado que se convierte en la pareja perfecta para los luricantes y son los estimulantes, que aplicas unos minutos previos a el juego que hará que el ano se relaje y todo fluya.

Paso 1

Para disfrutar de este juego debes empezar poco a poco.
Para que el esfínter se relaje y se abra lo ideal sería empezar estimulándolo oralmente puesto que la lengua es blanda, suave y húmeda.  Lamidas, succiones, besos o suaves mordiscos proporcionan gran placer y van acostumbrando a la zona al contacto.

Paso 2

Estimulación manual.

Ten en cuenta que aún no se ha introducido nada en ningún sitio, solo acariciamos y masajeamos con lubricante preferiblemete.

Recuerda esto no es una cuestión mecánica.  Mientras masajeamos con suavidad la zona, puede (y debe) haber besos, caricias, masturbación genital, palabras, masaje en la espalda, suaves palmadas en los glúteos… quién sabe, depende de los gustos de cada uno. La idea es disfrutar del proceso.

Cuando tu parea se sienta cómoda, puede pasarse a la penetración con los dedos, inicialmente, eso hará que poco a poco se acostumbre a la sensación y se prepare para divertirse. Para penetrar no hay que meter el dedo como si te estuvieras picando la nariz, todo debe ser despacio y con la yema como si quisieras grabar la huella dactilar, así evitaras raspar con las uñas y por lo tanto lastimar a tu pareja. ¿Cómo saber si lo estas haciendo correctamente? Nada más simple. prueba haciéndolo en tu propio cuerpo. Con esta exploración sabrás que hacer, porque debes usar lubricante especializado (que no es el que venden en la farmacia), sabrás porque es tan importante llevar todo poco a poco, y así mismo saber que es cómodo y que no lo es. Ojo, no te estoy diciendo que simplemente te metas un dedo en el trasero, lo que te te propongo es que explores esta zona  de tu cuerpo para que comprendas cómo podría sentir tu pareja y así mismo que actúes en consecuencia. Cualquiera que esta sea…

Paso 3

Es importante que el esfínter vaya cediendo solo, no forzarlo.

masajeador prostatico en caja optimale doc jhonson
Ver nuestro catálogo de juguetes aquí

Como cualquier práctica todo se debe llevar poco a poco, así lo irás dilatándolo y relajando.  Si no lo consigues, es porque estas yendo demasiado rápido y no le estás dando el tiempo para que sea estimulado. Recuerda siempre estar atento a la reacción de tu pareja, llevarlo al ritmo que te pida.

Cuando la penetración con los dedos resulte placentera, puedes empezar con el pene o juguete de preferencia (dildos, masajeadores prostáticos, plugs, bolitas anales)

Para un sexo anal delicioso, no hace falta una penetración muy profunda. Con introducir la punta del pene o juguete es suficiente. Después irás cogiendo gusto y confianza para profundizar la penetración y explorar otros placeres del sexo anal.

Paso 4

Higiene

Este pasa es el más importa y el primero que debes hacer antes de cualquier jugueteo anal si quieres que este sea el afrodisíaco de la noche. Una excelente higiene anal, no solo evitara momentos bochornoso, sino creará un ambiente de seguridad y confianza para explorar y sentir. En este punto te daré unos puntos para tener en cuenta y aplicar.

  • Una cosa está clara, a poca gente le gusta meter la boca o los dedos en un lugar sucio, así que si quieres sexo anal lo mejor es limpiar antes la zona. Con lavarlo con agua y jabón es suficiente, pero también es necesario que su interior se encuentre limpio, para no tener sorpresas al introducir o sacar los dedos y juguetes.  Algo sencillo que podría ayudarte es introducir levemente un dedo durante la limpieza para enjuagarlo un poco por dentro.

 

  • Por otro lado, algunas personas se realizan lavativas antes del sexo  para vaciar el intestino. Esto es una opción personal, si bien es cierto que  generalmente la materia fecal esta en una parte más profunda  del cuerpo, es posible que la estimulación deje algunos restos incómodos, que no se verán al instante pero si te dará sorpresas al momento de la penetración. Para evitarlos, usa lavativas de agua tibia con una ducha o pera de limpieza anal ver nuestro catálogo aquí.
  • Dentro del intestino habitan bacterias nocivas para la delicada flora vaginal/urológica. Lo ideal para evitar infecciones es el uso de preservativo, para no tener un contacto directo, al igual que no usar el mismo dedo con el penetras el ano, para penetrar la vagina. Otro consejo es seguir el clásico orden de penetración boca-vagina-ano, boca-ano o vagina-ano.
    .
  • Recuerden que si existe intercambio de fluidos existe riesgo de contagio de infecciones de transmisión sexual (ITS).  Por el ano también. Así que deben cuidarse.

 

Click a quí para saber más de este producto

.

El tabú del Sexo anal

El sexo anal no es tan sencillo como el coito tradicional, requiere medidas de higiene especiales, y dedicarle una atención especial. De alguna manera hay que tratar de no ceder al impulso de penetrarlo con pasión, por lo menos en un primer momento, ya que causaría dolor y desgarros internos.

Por ser un tabú, los hombres lo ven como un logro y las mujeres como un pecado, es clásico en los textos sexológico-periodísticos plantear el tema como si fuera un gran acontecimiento. Los hombres heterosexulaes son generalmente reacios a que su amante les penetre, ya que además del dolor que esto causaría, es inmediatamente asociado con la homosexualidad y el que dirá la pareja si se lo pides.

El que los homosexuales gocen del sexo anal de una manera más libre, más allá de su practica cultural, es  el hecho de que para el sexo masculino es especialmente placentera esta parte del cuerpo.  A escasos centímetros de la entrada del ano, más o menos debajo de la vejiga se encuentra la próstata lee nuestro artículo sobre ella aquí.

Esta glándula aparte de sus muchas funciones indispensables para la salud masculina, al ser estimulada por vía anal produce un intenso placer y bien tratada llega a producir orgasmo y eyaculación.

Pero este placer no solo es para los hombres, las mujeres también pueden alcanzar el orgasmo “por detrás”, se llama orgasmo indirecto. En cualquier caso mientras practicas el sexo anal con tu compañera no está de más tocarle en otras partes para que disfrute más de la experiencia. Las mujeres necesitan delicadeza para este juego, besos, caricias, leves mordiscos, masajes en el cuerpo, en pocas palabras un excelente juego previo.

Si existe un colectivo para el que el sexo anal es tabú es el de los hombres heterosexuales.  “Por mi culito nada de nada” piensan. “Eso es de gays”, “¡no ni cagando!” .

Y  no saben de la delicia que se están perdiendo.  La próstata tiene una sensibilidad semejante al famoso punto G de las mujeres, se la conoce a menudo como punto “P”. Está directamente conectada con el aparato reproductor masculino, entre otras cosas se encarga de segregar el líquido en el que fluyen los espermatozoides.

Para una mujer también puede ser erotizante penetrar a su compañero, un cambio de roles más allá de la clásica dominación fálica, ¿a quién no le gusta tener el control? ¿Y a quién no le gusta perderlo?

 

¿No sabes que juguetes usar para el sexo anal?

No te preocupes, te mostraré las deliciosas opciones que tenemos para ti y tu pareja… Así que entérate y elige el que más les guste.

  1. Dildos: Los dildos anales se diferencian de los tradicionales porque en la base tienen un tope, el ano tiene un movimiento natural de succión, muchos han acabado en el hospital por esto, de ahi la importancia de este detalle en el diseño de dildos anales.
  2. Arneses: Sirven para colocar un dildo y penetrar. Está pensado para que lo usen las mujeres, pero también lo pueden utilizar los hombres para una doble penetración.
  3. Plugs: Son unos artefactos para dejar dentro del ano, tienen forma de peonza y un tope en la base, su uso primero es dilatar  aunque hay a quién le gusta dejarlo ahí puesto.
  4. Masajeadores prostáticos: Son de uso masculino, pequeños y ergonómicos hacen su labor como tienen que hacerla. Algunos incluso vibran.
  5. Bolas anales:  Una serie de bolitas unidas por un cuerpo (cuerda o silicona). También se llaman bolas tailandesas, se introducen y luego se sacan despacito durante el orgasmo. Increíble.

 

 

 

 

 

 

Aquí una muestra de lo que pudieras necesitar para practicar y sobre todo, disfrtuar!
Ecuéntralos aquí

Sacia tu curiosidad leyendo nuestro artículo BREVE HISTORIA DE LOS JUGUETES ERÓTICOS

Así que no seas tímido y experimenta con tu cuerpo. Un último consejo, para las primeras veces agenda el encuentro. El sexo anal requiere tiempo, no sirve para un encuentro fugaz. Paciencia, disciplina y mucho lubricante.

Click a quí para saber más de este producto

 

Si te gusto síguenos en Instagram como @jugandoconganas  y Facebook como @Fetishcol, para más sorpresas, y comparte este artículo con tu pareja o amigos curiosos, para que todos sigan disfrutando del sexo sin tabúes.

¡FELICES ORGASMOS!

Entradas recomendadas

5 Comentarios

  1. […] La posición: Para disfrutar el sexo oral, requiere de comodidad y creatividad, siempre debes buscar una posición que sea cómoda para los dos. También el ángulo es importante. Una buena posición es la mujer tumbada de espaldas pero con un cojín o algo que eleve sus caderas para que sus genitales estén accesibles y su cuerpo relajado, también puedes probar posiciones como la silla de la reina o ponerla en cuatro, lo que hará que no sólo disfrute del mejor connilingus, sino que además podrás hacer una estimulación anal si es de sus favoritas. Te recomendamos nuestro artículo LOS SECRETOS DEL SEXO ANAL. […]


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.