Con el boom de saga literaria “Las 50 sombras de Grey” muchos hombres y mujeres han sentido atracción por los misterios del BDSM.

“Bondage, Discipline, Sadism and Masoquism”.

Está muy bien que mundos que antes estaban ocultos ganen visibilidad pasando  de lo clandestino y perverso a ser
más normalizados e incluso ponerse de moda. Según algunos estudios, la fantasía más recurrente en el género femenino es la de la dominación. ¿Por qué?, no se sabe, pero la idea de que un apuesto multimillonario haga realidad tus fantasías más ocultas mientras te pasea en jet privado de NY a París, pues sí suena bien.  ¿Quién con el bichito de la sumisión y una vida sexual promedio no se acaloraría de sólo pensarlo? Pero volvamos a tierra, eso no va a pasar. La realidad del BDSM es bien distante de esa idea.

Con la fiebre del marketing pareciera que todo el mundo quiere sentir esa emociones y sensaciones tan intensas. y está muy pero muy bien!.  Pero ¿Realmente sabemos las implicaciones físicas, emocionales y morales que conllevan este tipo de relaciones? ¿Estamos preparados para entregar la voluntad? ¿Podríamos responsabilizarnos de la libertad e integridad de otro ser humano?

Ser sumiso/a significa una gran fuerza interior capaz de guardar silencio cuando solo se puede gritar (en el sentido metafórico y literal)

Y ser amo/a necesita de una personalidad equilibrada y llena de conciencia que pueda ver los limites y posibilidades antes de llegar a ellos.

Es una relación de confianza total y respeto mutuo, no una moda de la industria del entretenimiento, ni mucho menos un juego.

Por eso hemos desarrollado estos cinco puntos para iniciarse en el BDSM de forma segura y consciente. Utilizaremos el género masculino para economizar palabras pero es aplicable a todo género y combinación de ellos.

Pero antes te dejaremos este vídeo de la Corporación BDSM en colombia, que celebra cada año su gusto por el fetiche y Kinky

Fuente: Festival BDSM / youtube

 

1. SIENTE EL LLAMADO

Si tu fantasía es ser amarrado y azotado hasta la extenuación debes saber que eso duele, el dolor es real y se guarda en la memoria del cuerpo; por eso la devoción y la entrega debe ser también real sino, solo conseguirás traumarte. La sumisión es amor, disciplina, auto control y completa entrega, apréndelo desde ya.

¿Te llama la dominación? Tu sumiso es tu responsabilidad, debes cuidarlo como si fuera un tesoro, dándole lo que necesita sin pasarte de la raya, y cuidar que cualquier práctica siempre sea Sensata, Segura y Consensuada, y que vaya de menos a más. Debes encontrar el equilibrio sin dejarte llevar por tu ego. ¿Podrás con eso?

Encuéntra los mejores productos para BDSM aquí.

 

.

2. ENCUENTRA A TU PAREJA PERFECTA

Hay amos que tienen varios sumisos y sumisos que pasan por distintos amos, a veces no importa con quien sino poder hacerlo. En realidad lo ideal es encontrar un compañero de juegos fijo y constante. Es la única manera de profundizar en la relación y encontrar la satisfacción y equilibrio emocional. Por desgracia esta suele ser la parte más complicada y llevar mucho tiempo a veces años. No podemos decirte cómo hacerlo eso dependerá de ti, de tu historia de vida, de lo que estés dispuesto a explorar. Lo que si es cierto es que se trata de una relación de confianza y compromiso y que no hay amo sin sumiso, ni sumiso sin amo.

.

3. ESTIPULA LOS LÍMITES

Cuando tengas tu dupla y quieras ir más allá, siéntense a redactar el contrato que los unirá como Dominante y Sumiso. En este documento simbólico deben aparecer todo lo que se está dispuesto a hacer y lo que no. La parte sumisa debe saber hasta dónde está dispuesta a llevar su entrega y concederla, y la parte dominante debe respetar los límites estipulados aceptando para si tal entrega.

También es importante consensuar una clave de seguridad para cuando se necesite parar de verdad, un botón de emergencia. El contrato suele incluir también la duración del vínculo, su renovación y las áreas de tu vida cotidiana a las que se extiende y las que no, entre otras consideraciones provistas por cada parte.

.

4. ARMA TU BAÚL SECRETO.

Sí, azotar cansa la mano así que si lo tuyo es el spank mejor usar una paleta o

fusta. Si quieres amarrar necesitarás cuerda adecuada, quizá quieras un antifaz, una mordaza, cepo, esposas, dilatadores, pinzas para los pezones, un pequeño látigo, uno o varios vibradores, lubricante etc.

Con estos juegos es mejor no improvisar, ocupa productos de buena calidad, seguros y testados. Con el tiempo quizá tengas tu propia mazmorra.

 

 

5. ADIESTRAMIENTO

Todo es una cuestión de técnica. ¿Sabes hacer nudos? ¿Puedes aguantar a cuatro patas el tiempo que te ordenen? El adiestramiento es la D de BDSM, disciplina. Posturas, órdenes, trato, palabras, códigos internos… Adiestrar a un sumiso es un trabajo arduo y delicado. Un buen amo se prepara para esto, se educa a si mismo para sensibilizarse y nutrirse. La obediencia de gana con paciencia y entrenamiento. Y el sumiso debe preparar su cuerpo y su alma para responder a los requerimientos de su amo.

Como ven, esto del BDSM no es llegar y jugar. No es un juego.  Es todo un proceso, con dos partes que están dispuestas a adentrarse en los misterios de la entrega. Que tiene más que ver con el amor y la devoción que con el calentón y el sexo rudo, y por tanto se debe estar dispuesto a asumir un compromiso serio y real con otra persona, honesto y limpio, disciplinado, ordenado y confiable.

Es que en esto de las diversas formas de amor y placer cada cual elije qué explorar y qué no. A nosotros nos encanta que cada uno elija el camino que quiera y necesite, siempre con sensatez, equilibrio, consenso, respeto, seguridad y conciencia.

Click a quí para saber más de este producto

 

Si te gustó síguenos en Instagram como @jugandoconganas, para más sorpresas y en Facebook como @Fetishcol… Comparte con tu pareja o amigos curiosos, te lo van a agradecer.

¡DELICIOSOS AZOTES!

Entradas recomendadas

5 Comentarios

  1. […] 6. Sensibilidad: Los órganos sexuales del hombre y la mujer aglomeran una gran cantidad de terminaciones nerviosas que los hacen muy sensibles a cualquier roce y estimulación. Por eso pon atención a la fuerza, velocidad, intensidad y profundidad de tus contactos sexuales,  jugar con el límite del dolor-placer puede ser divertido, pero por lo general a nadie le agrada que le hagan daño en su sexo, con algunas excepciones, si te pica la curiosidad  de lo que hablamos, te invito a que leas nuestro artículo BDSM: 5 TIPS PARA JUGAR SEGURO […]

  2. […] Para quienes lo practican puede llegar a convertirse en un estilo de vida y una comunidad. De forma personal, es un viaje de autoconocimiento y exploración; que te mostrará todo un mundo nuevo y una parte de ti que no podrás olvidar. También te puede interesar nuestro artículo BDSM: 5 tips para jugar seguro […]


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.